El Convento franciscano





El convento fue construido sobre los restos de las grutas que utilizaron los primeros monjes que se instalaron cerca de la Gruta de la Natividad y del primer convento cruzado de los Canónigos de San Agustín. La estructura esencial del convento es la cruzada, ahora modificada y ampliada. Quedan huellas de la arquitectura cruzada en el amplio salón de acceso del convento y en los espacios subterráneos. Actualmente se puede acceder a los antiguos almacenes cruzados e identificar la antigua cisterna en el espacio destinado a los ascensores.
La fachada y la entrada al convento cruzado estaban localizadas en el lado norte del edificio, donde hoy existe un aparcamiento y la entrada a la Casa Nova.

El Convento franciscano